www.jorge-guerrero.com

Apuntes > Fotografía>Fotografía Nocturna

Cámaras La fotografía nocturna requiere de mucha paciencia y dedicación, pero el obtener una sólo imagen buena nos animará para seguir con ello noche tras noche.

Para salir por de noche no es necesario un equipo caro, cualquier cámara sirve siempre y cuando posea un ajuste de tiempo ilimitado (posición B o T), si además tiene un visor y una óptica luminosa y cuenta con la posibilidad de bloqueo del espejo, mejor que mejor. Un simple reloj de muñeca con cronómetro, un trípode sólido y un cable disparador será un equipo completo suficiente para este tipo de imágenes, al que también puedes añadir algún filtro de estrellas o de efecto especial o una unidad de flash portátil para "pintar" con flash determinadas zonas de la imagen.

Otra facilidad que nos brinda la noche es el poder dejar el obturador de la cámara abierto para realizar múltiples exposiciones, que en éste caso pueden ser con el flash (una posición del modelo y un disparo de flash, otra posición y otro disparo) siempre y cuando alguien nos ayude a disparar el flash manualmente. Si lo deseas, puedes poner filtros de colores al flash para iluminar con luz coloreada. Si los disparos son hacia modelos, pon un difusor al flash o dispáralo a 1/8 ó 1/6 de potencia para restar dureza al destello.

El tema de la película a llevar es otro tema interesante a tratar, diferentes tipos de películas de distintas marcas ofrecen resultados dispares. Es necesario probar distintos tipos y marcas hasta dar con el carrete que más nos guste. Un buen comienzo es la película de color negativa balanceada para luz diurna, pero prueba otras combinaciones y, aunque parezca lo contrario, paradójicamente las películas rápidas no son las que muestran un mejor resultado, sino las de 100 ISO o menor.

El mayor problema con el que nos encontraremos es el enorme contraste entre las sombras y las altas luces y no la escasez de luz, que es a menudo mucho mayor de lo que la latitud de una película puede aclarar. Habrá que decidir qué detalles "quemar" y cuáles dejar mejor expuestos. Un buen fotómetro de mano te servirá de ayuda en situaciones de mala iluminación, aunque lo mejor es realizar varias exposiciones con tiempos dispares (10 sg., 30 sg., 1 minuto,etc.), anotando en una libreta el tiempo utilizado para cada fotograma, así como cualquier tipo de comentario que pueda sernos útil en experiencias posteriores. Prueba igualmente con distintas posiciones de diafragma, aunque yo prefiero usar tiempos mayores con aberturas pequeñas de diafragma para obtener la mayor profundidad de campo posible; la diferencia entre unos pocos segundos puede ser la diferencia entre ver sólo el primer término o ver más allá hacia el infinito.

Anterior [1] [2] Siguiente