www.jorge-guerrero.es

Apuntes > Fotografía>Las Bodas

boda1 Una boda es una ceremonia en la cual se celebra el comienzo del matrimonio. Se compone de varias partes, que pueden variar dependiendo del rito.

Como las que conozco mejor son las bodas cristianas, sobre este rito irá el tutorial, aunque sus consejos son válidos para cualquier otro rito o boda civil, es cuestión de informarse minuciosamente de los puntos importantes de cada ceremonia.

Si nos enfrentamos a una boda, seguramente será por dos motivos:

Si deseas introducirte en éste mundillo como profesional, debes estar muy seguro de ti mismo, de tu técnica y de tu equipo de trabajo (que tendrás que conocerlo como si fuese otra extensión de ti). Las cámaras "de aficionados" de bajo precio no tienen aquí su campo de acción, sencillamente no están a la altura. Un enlace matrimonial necesita la disposición de materiales capaces de realizar prácticamente la foto por sí mismos y con garantía de que no se averiará a la primera de cambio, o sea, sólo máquinas de alta gama. Ni que decir cabe que en cuestión de óptica un buen zoom autofocus con la mayor luminosidad posible y calidad. La gama 35-135 es una buena elección, pero necesitarás también un 24mm o menor para la foto de familia.

Yo prefiero las máquinas de formato medio, dan unas imágenes que te distinguirán de todos. De cualquier forma, es bueno llevar dos máquinas si no exactamente iguales, sí de la misma marca y sin demasiada diferencia de calidad entre ellas, ya que si tienes que enfrentarte con algún problema inesperado has de poder prestar toda tu atención en la imagen a captar, y no con qué máquinas estás realizando en ese momento la fotografía y la disposición de sus mandos, pues cada máquina (y no digamos si son de distintas marcas) los tiene situados en un lado distinto y se usan de forma distinta.

Los profesionales suelen disponer de una única unidad de flash, que ha de ser de lo mejorcito y no es que no quieran complicarse la vida con múltiples fuentes de luces, el problema es que necesitarían como mínimo de otra persona más; imagínate el barullo de tanta gente dando vueltas al rededor de la pareja de novios (sobre todo si entre ellos está el profesional del vídeo haciendo su trabajo), el sacerdote te pondrá a "parir" y no te dejará volver a pisar la iglesia. Así pues, no aspires a un reportaje del tipo "Boda Real" como los que montó Pilar Miró, porque entre otras cosas, tu no cuentas con la cantidad de medios que tuvo ella a su alcance. Tienes que cumplir con las consabidas fotos de turno, porque es por lo que te van a pagar, si deseas fotos distintas realízalas durante los momentos "no esenciales" o lleva contigo a un ayudante que se encargue de esa labor.

Como todo buen fotógrafo, hemos de intentar ser creativos, así que ya seamos profesionales o el amigo de los novios, intentemos hacer un reportaje que se salga del típico y soporífero álbum de bodas sin imaginación. Para ello, te propongo que convenzas a los novios para poner en práctica algo que se lleva mucho en otros países en donde no existe la superstición de: "Trae mala suerte ver a la novia vestida antes de la ceremonia", y es el quedar un día cualquiera (antes o si no queda más remedio después) y llevar a los novios a un lugar en donde poder realizar una sesión de fotografía más "experimental". ¿Porqué realizarlo otro día? Pues porque no habrán prisas ni gente agobiando a los novios, y, dispondréis de todo el tiempo que necesitéis para explayaros, incluso en varios días consecutivos.

La cámara siempre sobre un buen trípode y con disparador (o sobre un monopié de máxima calidad), salvo que la imagen sea un poco difícil con éste accesorio; con esto lograrás la mayor nitidez posible.

Anterior [1] [2] Siguiente