www.jorge-guerrero.com

Apuntes > Fotografía>Arquitectura

carretes Si piensas que cuando llueve, hay temporal de viento, rayos, mar de fondo... lo mejor es quedarse en casa, estás muy equivocado. Si existe algún momento en el que puedas darte cuenta que vivimos de prestado, ese es sin lugar a dudas cuando la naturaleza presume de su poder.

La fotografía de mal tiempo puede ser de mil motivos, incluso de esos mismos miles de motivos que tienes fotografiados en casa en condiciones favorables, pues puedes estar seguro que las imágenes que obtengas serán completamente distintas a las que ya tenías en tu archivo. No desdeñes ninguna posibilidad, ya sean paisajes, mares encrespados, monumentos, retratos, fotografía urbana... lo que sea. Sólo has de tomar las precauciones pertinentes, es decir, la cámara y los objetivos bien protegidos, un trípode sólido y un filtro ultravioleta o skylight para reducir las dominantes azules.. o añade precisamente filtros de este color para enfriar aún más la atmósfera. ¡Ah! se me olvidaba, protégete bien, no es plan de terminar con una pulmonía que nos pueda aguar un segundo día de "fotos intempestivas".

Cuando haya neblina y bruma, se forma un filtro muy denso para la luz, los motivos se inundan por todas partes de una luz muy difusa, los colores adquieren tonalidades pastel y el contraste disminuye a niveles casi insospechados; lo tendrás muy crudo para dotar de profundidad a la imagen, lo que suele funcionar es fotografiar a contraluz o contra sujetos iluminados o en un lugar con varios puntos luminosos a distintas distancias para lograr esa profundidad. ¡Ojo con los días nublados! los fotómetros suelen tender a la subexposición a causa de la alta iluminación por la luz dispersada, haz al menos dos fotos más, la correcta, medio diafragma por debajo y medio diafragma por encima.

En cuanto a la lluvia, no tiene desperdicio. Antes de los chubascos, tendrás un cielo y una luz francamente dramática y muy aprovechable gráficamente tanto en color como en blanco y negro. Durante la lluvia, extrema las precauciones con el equipo y estate "al loro", hay escenas de todo tipo: gente corriendo, paraguas que se dan la vuelta, expresiones de todas clases, la lluvia propiamente dicha (prueba a congelarla con flash, incluso poniendo sobre éste un filtro de color cálido para que contraste con la frialdad de la imagen y, también, prueba a usar velocidades lentas para que quede registro de ella, o porqué no, mezcla ambas soluciones). Al final de la lluvia tendrás generalmente una atmósfera limpia, y miles de "espejos" (charcos) diseminados por todas partes, hierba fresca, flores y plantas con gotas de agua y brillos, quizás rayos de sol atravesando las nubes, arco iris... ¿Sigue pareciéndote poco motivadora?

Si tienes problemas de "cielos sosos" y poco llamativos, prueba a montar algún tipo de filtro degradado sobre el objetivo, colocando la tonalidad más fuerte sobre el cielo. No te cortes, usa las tonalidades que prefieras, ¡qué más da que el resultado pueda parecer un paisaje marciano! Si a ti te gusta así, punto, no se hable más.

En zonas costeras, con el mar embravecido, esas olas llenando todo el encuadre con espuma, esos golpes contra todo lo que se le ponga delante,sencillamente, el impacto visual es total. Extrema las precauciones pues el ambiente salado no suele gustar mucho a la mecánica de tu equipo, así que no le vendrá mal una limpieza externa de todo el material. Usa teleobjetivos para llenar todo el encuadre y, para que de camino, no te lleves un buen remojón. Todas las velocidades de obturación te pueden dar un mundo distinto de imágenes; tan llamativo puede quedar la espuma congelada en el aire como el movimiento registrado por una velocidad lenta.

¿Y qué decir de los rayos y centellas? ¿Nunca os habéis sentido atraídos por esas imágenes tétricas y misteriosas de las películas de miedo? Para esta especialidad es necesario tenerlo todo preparado sólo a la espera de que caigan esos millones de voltios para captarlos. Por cierto, tómate muy en serio las normas de seguridad que te voy a dejar al final del tutorial, no vaya a ser que lo captes demasiado cerca y un glorioso día de fotos se convierta en el principio de la ascención a la gloria.

Anterior [1] [2] Siguiente