www.jorge-guerrero.com

Apuntes > Fotografía>El Flash

La mejor iluminación para mezclar con flash es la luz día, ya que se aproxima en gran manera a los resultados de color de la unidad de flash. Casi todas las unidades están pensadas para asemejarse a la luz del mediodía (5.500 ºK), que coincide a su vez con la luz aceptada por la película balanceada para luz de día.

La luz verde o luz de fluorescente produce tonos de piel de aspecto enfermizo, incluso mezclándola con flash, así que coloca un filtro magenta en el objetivo, o mejor aún, huye de este tipo de luz si te es posible.

Otro inconveniente resultante de mezclar luz ambiental con flash son los fantasmas o imágenes dobles provocadas por las largas velocidades de obturación utilizadas con el flash. Cuanto menor sea la velocidad y más se mueva el sujeto durante la exposición, mayor será la probabilidad de obtener fantasmas. Este efecto puede ser creativo cuando es buscado, o completamente inconveniente cuando no es deseado. En exteriores, la solución es relativamente sencilla; utiliza una velocidad de sincronización del flash suficientemente rápida (1/250) y evitarás la posibilidad de provocar fantasmas. Consejo: observa la velocidad de obturación que ajusta la cámara para exposiciones con flash o flash de relleno, si se encuentra por debajo de 1/30 o así, asegúrate de que los sujetos/objetos a retratar permanezcan quietos aunque utilices trípode, o cambia a una velocidad de obturación mayor y cuenta con un componente reducido de luz ambiental.

El Flash de Relleno

Una de las grandes virtudes de los flashes modernos es el llamado flash de relleno. Consiste en dar un toque de luz para aclarar las sombras del primer término. Usándolo con máquinas TTL automáticas, es de lo más cómodo y fácil de usar, pues ten en cuenta que cualquier réflex que se precie lo posee entre sus prestaciones. Para saber cómo hacer uso de ello consulta el manual de tu cámara y el del flash.

Pero si tienes una cámara manual o simplemente no dispone de esa opción, aún podremos hacer uso del flash de relleno, sólo que habrá que calcularlo de forma manual. Para ello, realiza una lectura de exposición con la cámara o con un fotómetro de mano, entonces selecciona una abertura con la que trabajar (basándote en la división del número guía entre la distancia del flash al sujeto en metros, o leyendo el dial calculador de la unidad de flash en caso de traerlo) correspondiente a una velocidad de obturación igual o menor a la velocidad de sincronización. Sólo recuerda dos cosas:

El equilibrio de flash y luz ambiental dependerá de tus preferencias: quizás prefieras que predomine la luz ambiental seleccionando una velocidad de obturación menor para compensar la falta de luz o quizás te guste la chispa extra de luz de flash seleccionando una velocidad de obturación mayor para "obligar" a un mayor rellenado con luz artificial.

Hay fotógrafos que prefieren sistemas de flash automático de relleno 1:1 (igualdad de luces), por lo que son muchos los sistemas de flash que ofrecen esta proporción; otros prefieren una proporción de luz ambiental-flash 2:1. No hay duda de que el método más preciso para obtener un control total de cualquier tipo de flash de relleno es utilizar un flashímetro con capacidad añadida de lectura de luz ambiental. Si además tu cámara acepta la sincronización de flash a cualquier velocidad de obturación o a varias... estás desperdiciando tu cámara y tu flash si no haces uso de todas estas opciones.

Anterior [1] [2] [3] Siguiente