www.jorge-guerrero.com

Apuntes > Fotografía>Iluminación en Estudio

iluminacion01

Indicar que éste tutorial bebe gran parte de sus fuentes del Libro Multiblitz titulado Técnicas de iluminación para Profesionales escrito por el magnífico fotógrafo Artur Landt. No puede faltar en tu biblioteca.

El colocar un objeto en la "luz idónea" exige una gran capacidad del fotógrafo como asimismo exige mucho a las fuentes de luz, que deberán de poseer un rendimiento constante y en todo momento repetible, así como una cantidad dosificable de luz y una temperatura de color ideal y uniforme. Estas ventajas sólo nos es ofrecida por los flashes electrónicos.

La luz continua ya sea natural o artificial es parte fundamental en nuestras vidas, y como tal, nos encontramos muy familiarizados con ella. Pero la luz del flash electrónico nos resulta extraña, pues existe tan sólo durante una fracción de segundo y es apreciada por nuestros ojos como una luz intensa que "quema" la mirada, y no obstante, es la luz propiamente dicha de los fotógrafos de estudio y una inestimable colaboradora para los fotógrafos en general.

En iluminación existen dos tipos de luces: La luz dura y la luz blanda. Por luz dura se entiende aquella luz intensa que arroja fuertes y profundas sombras sobre los sujetos/objetos. Suele ser útil para efectos dramáticos o fotografías de objetos a los que les vaya este tipo de luz, pero para retratos o bodegones suele ser un auténtico desastre.

Por contra, la luz blanda es un tipo de luz que apenas produce sombras, consiguiendo tonos suaves y difuminados. Son muy indicadas para el retrato (sobre todo para personas mayores, al atenuar las arrugas al no producir a penas sombras que las marquen) y en bodegones.

En la fotografía profesional de estudio se emplean básicamente dos tipos de flashes: los aparatos compactos y los equipos con generador. En los compactos el generador va integrado en el armazón de la antorcha. En las instalaciones de estudio el armazón y el generador van por separado, pudiéndose conectar varias antorchas a un generador. La potencia total del generador podrá repartirse simétrica o asimétricamente sobre todas las antorchas, pero el número de antorchas conectadas y el reparto de su potencia influye en la duración del destello.

El número guía de los flashes dan valor orientativo para la potencia del destello, utilizándose para realizar el cálculo del diafragma y distancia entre flash (número guía=diafragma x distancia del flash al objeto). Al mismo tiempo es una ayuda de cálculo para el diafragma requerido (diafragma= número guía / distancia del flash al objeto). De todas formas, para una máxima precisión nos será muy útil el disponer de un flashímetro (especie de fotómetro específico para flashes de estudio).

La duración del destello es de una importancia significativa para sacar con nitidez los movimientos rápidos como por ejemplo en la fotografía de modas, pero tampoco las indicaciones sobre duración son siempre uniformes, hay que prestar atención si la duración indicada se refiere a t 0,5, t 0,3 ó t 0,1. Esto debe entenderse así: inmediatamente después del encendido se produce una descarga del destello de gran intensidad que tras alcanzar el máximo desciende cada vez más lento hacia cero. Como tiempo de duración t 0,5 según las normas DIN de ISO se define el espacio de tiempo durante el cual la intensidad del destello supera el 50% de su valor máximo. El tiempo t 0,5 se denomina también duración efectiva del destello y en los folletos técnicos es la indicación más frecuente.

Todo esto hay que tenerlo en cuenta si se deben reproducir nítidos los procesos de movimientos rápidos, pues el tiempo de exposición sincronizado del obturador es normalmente más largo que la duración efectiva del destello, con lo cual existe una cantidad de luz que llega al objeto irradiada del flash de una intensidad aproximada del 20% ó 30% hasta que éste se apaga o se cierra el obturador. Así por ejemplo el tiempo de 1/1000 seg. que luce la lámpara con t 0,5 no equivale al tiempo de exposición de 1/1000 de la cámara, sino que aproximadamente equivale a 1/360 ó 1/250.

El tiempo de carga de los generadores (tanto si lo llevan incorporado como externo) es un dato importante a la hora de escoger una unidad, pues cuanto más tarden en cargar más tiempo tardaremos en disponer de la energía suficiente para realizar un nuevo disparo.

Anterior [1] [2] [3] [4] [5] [6] Siguiente